October 21, 2017

Pícalo a la mitad

Hay historias e historias. En el faro de Cabo Rojo conocimos esta que parecí­a increíble; pero era real. Esta es una de esas que terminas diciendo un NOOO?!?! (con mucha exclamación), que puedes decir: ¡naaaaa… no es cierto!. Hoy les presentamos a Jeff Acosta, este hombre nos sorprendió con lo que nos contó, era como si casi se dividiera en dos.

11119584_10206067948959085_2123446845_n

Siempre tenía una excusa para no hacer nada, y hacer lo más fácil, dormir y comer. Mientras Jeff  seguía en su vida sedentaria  sus amigos se pasaban hablando del mountainbike y en el surgí­a un deseo de tratar de hacer lo mismo que ellos. Esto lo motivó a que en mayo del 2013 se montara en su bicicleta, por primera vez para comenzar esta aventura de bajar de peso. No crean que fue fácil de pasar de una vida pasiva a una activa, habí­an cosas que lo atormentaban; cuando pequeño se la pasaba en el piso por caídas. Y no pueden  negar que 315 libras (su peso al comenzar) a alta velocidad en dirección al piso, no es nada inspirador; pero nuestro protagonista aceptó el reto, y comenzó.

Su primera experiencia fue una vuelta a la manzana o como dice el una “supuesta vuelta”, porque terminó que se querí­a morir, tan pronto le tocó subir una cuesta. El reto que no era muy agradable; así que buscó un área plana para practicar una hora casi todos los dí­as, solo descansaba 1 ó 2 dí­as a la semana. No era tan fácil ya que tiene 2 trabajos y tení­a que sacar tiempo para poder rodar. Este hombre si que lo cogió en serio. Con tan solo una hora para montarse diariamente, tení­a la necesidad de recorrer más distancias, así que los sábados se montaba para recorrer aproximademente 20km.

Luego de estos logros diarios, no lo dejó ahí­, también entrenó para participar en su primer evento, el Cabo Rojo MTB Challenge Duo, donde logró alcanzar el 4to overall y 6to en la categoría 60-79 con un tiempo de 1:47.20. Ahora se propuso un nuevo reto, participar en las 100 de la Parguera 2015, el cual ya está practicando para realizarlo.

Los miércoles y sábados no lo hace solo, ahora incluyó a su esposa en este estilo de vida, el cual disfrutan como pareja. Lo interesante es que nos comenta que cuando no van a pedalear le pelean. Por esta razón el ciclomontañismo ha ayudado en su vida de convivencia matrimonial.

Para hacer esta historia más interesante, Jeff de 35 años de edad, logró bajar 110 libras, motivar a su esposa en el deporte, disfrutar de una vida nueva. Este cambio en su rutina lo liberó de el sobre peso, alta presión y dolor en las rodillas. Es por esta razón que podemos decir que celebramos una vida activa y saludable.

jeff

Si todavía piensas que no puedes, aquí­ tienes un ejemplo el cual te va a motivar a comenzar y puede cambiar tu vida.

Recuerda dejar tu comentario y compartir con tus amistades lo que nosotros llamamos: “pí­calo a la mitad” de este modo puede ser que alguien se motive a comenzar en el MTB. Visita y patrocina a nuestros auspiciadores porque ellos nos ayudan a que podamos traerte historias como la que acabas de leer. Te agradecemos el tiempo que tomas para añadir las experiencias a MTB Culture; porque eres LA CULTURA.

 

 

  • facebook
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin
Previous «
Next »

Graduado del Recinto Universitario de Mayagüez de Artes y Certificado por NYIP. Fotógrafo y Artista gráfico con más de 15 años de experiencia. Ha viajado a diferentes partes del mundo a documentar fotográficamente estilos de vida, desastres naturales y personajes del mundo. Tecnológico y gamer. Esposo de una bella ciclomontañista y padre de un futuro ciclomontañista.

Auspiciadores de la Cultura

%d bloggers like this: